Los complementos informáticos nos hacen la vida más fácil

Marta 10 septiembre, 2013 0

La informática se ha convertido en un elemento fundamental en las sociedades occidentales. Con Internet y los avances en los sistemas de información, en un contexto de globalización, ya no existe nada que no esté a nuestro alcance. Nuestra vida cotidiana ha cambiado drásticamente en los últimos veinte años gracias a la revolución tecnológica, tanto en el mundo de las telecomunicaciones como en la informática.

Hace unos años era impensable poder ver y hablar con una persona que se encontraba a cientos de kilómetros de nosotros o poder almacenar todas nuestras películas favoritas en un pequeño aparato. En este sentido, los complementos informáticos se han convertido en objetos primordiales en algunos aspectos de nuestra vida, ya que nos reducen el número de tareas a realizar.

Este tipo de elementos pueden adquirirse tanto de primera como de segunda mano en cualquier parte del mundo. Tan solo es necesario publicar anuncios en Guatemala, Estados Unidos, Japón, o cualquier país del planeta, y tendrás la posibilidad de comprar y que te compren un artículo desde cualquier lugar.

 

Los discos duros, almacenes virtuales

Los discos duros han hecho posible que no tengamos que prescindir de archivos por falta de espacio. Películas, fotografías, trabajos de la universidad, libros electrónicos, y así hasta un sinfín de contenidos que podemos almacenar en estos pequeños armarios electrónicos y recurrir a ellos cuando los volvamos a necesitar.

A la hora de adquirir un disco duro debes tener en cuenta tus necesidades, y en estos casos es mejor pasarse que quedarse cortos en lo que a capacidad se refiere. Si compras un disco duro con mucha capacidad, aunque no tengas intención de almacenar archivos con mucho peso, te permitirá estar más tiempo sin tener que eliminar o sustituir los ya existentes.

 

El sistema operativo como pieza clave en la informática

Los sistemas operativos son fundamentales para el desarrollo de la informática. Aunque suelen ser similares, no todos funcionan igual, de ahí la necesidad de saber con qué sistema operativo viene un determinado equipamiento informático. Si compramos el sistema operativo por separado, deberás tener en cuenta para qué lo vas a utilizar, y en consecuencia elegir uno u otro.